Interim Management

Interim management, en español dirección de transición, es la provisión temporal de recursos y capacidades de gestión.

Puede verse como una asignación temporal de un ejecutivo o equipo de ejecutivos de probada capacitación para gestionar un periodo de transición, crisis o cambio en una organización.

En esta situación, un rol permanente puede ser innecesario o imposible de encontrar a corto plazo. Además, pueden no existir profesionales internos que sean adecuados o estén disponibles para ocupar el puesto en cuestión.

Incluirá todo aquello que tenga que ver con la gestión de la compañía a corto y medio plazo en todas las áreas.

01

Retorno de la inversión.

El Interim manager añade valor al usar sus habilidades y experiencia para ayudar a entregar un resultado, solución, servicio o mitigar el riesgo, lo cual ofrece un retorno de la inversión significativo para un cliente. Los Interim managers están retribuidos según los objetivos a ejecutar y entregar, y no solamente en función de la asistencia.

02

Velocidad

Los Interim managers pueden comenzar su servicio en cuestión de días en lugar de semanas o meses, hecho de suma importancia cuando el tiempo es crítico. Actúan con pragmatismo en la búsqueda del rápido control de la situación, que entra en vigor nada más incorporarse a la organización cliente. Debido a su experiencia y conocimientos, los interim managers también completan las tareas con eficacia y con la debida rapidez.

03

Experiencia.

Los Interim managers suelen operar en un nivel superior en la organización del cliente, a menudo siendo sensiblemente sobre-cualificados para las funciones que asumen. A menudo incorporan habilidades y conocimientos que no se lanzarían de otra forma, para hacer frente a una brecha o un problema de habilidades específicas. Su experiencia y conocimientos les permite ser productivos y tener un impacto apreciable desde el primer momento, lo que maximiza la probabilidad de éxito.

04

Objetividad.

No condicionado por la política o la cultura de la empresa, los Interim managers ofrecen una perspectiva fresca y son capaces de concentrarse en lo que es mejor para el negocio. Como profesionales independientes, son capaces de contribuir con honestidad y sin que constituya una amenaza para el equipo de gestión permanente, y no se ven presionados para extender innecesariamente su asignación.

05

Responsabilidad.

En lugar de asumir un papel meramente consultivo, los Interim managers son los gerentes que tendrán la responsabilidad ejecutiva de gestionar un negocio o proyecto. Se espera de ellos que asuman la responsabilidad por los resultados y por ser una pieza clave fundamental el éxito, y que transmitan la tranquilidad y confianza al cliente de que el Interim mánager tiene controlada la administración del proyecto.

06

Eficacia.

Al operar en el consejo de administración o de forma muy cercana, el interim mánager recibe la autoridad y credibilidad para efectuar el cambio o transición significativa dentro de una empresa. Añaden activamente valor a la organización del cliente como consecuencia de su experiencia y enfoque, aun cuando el trabajo y las decisiones a tomar son difíciles.

07

Compromiso.

Los Interim managers mantienen un alto nivel profesional, ya que su trabajo futuro se basa en referencias y una trayectoria de éxito. Por lo tanto, tienen un interés en el éxito de las tareas que realizan. Esto contrasta favorablemente con otros “trabajadores temporales”, que también pueden estar “buscando empleo permanente”  o simplemente motivados por una tarifa diaria o extender su asignación.